Las cosas importantes deben hacerse de manera sencilla, clara y segura.

 

Es verdad que solo unos pocos disfrutan del hogar que están soñando, pero la mayoría de las veces no es una cuestión de dinero. Al menos, no es solo eso.

 

Algunas personas tienen otras prioridades, no le dan la importancia que realmente tiene, muchos prefieren seguir soñando y otros, unos pocos, quizá los menos, deciden hacerlo a su manera. Para estos últimos, tengo buenas noticias.

Pero antes quiero comentarte noticias no tan buenas, te contaré las cosas tal como las entiendo para que rápidamente puedas saber si mis servicios como arquitecto encajan con lo que buscas

Simplemente son tres detalles:

Mis servicios no están pensados para aquellos que buscan algo rápido y sin personalidad.

Tampoco para aquellos que buscan el ahorro mermando seriamente la calidad final del resultado. Una cosa es que un buen arquitecto te deba ahorrar bastante dinero y otra es hacerlo a costa de entregar cualquier cosa.

Pongo mucha ilusión en aquellos proyectos en los que trabajo, pero solo podré hacerlo si tú tienes la misma ilusión que yo. Si estás desencantado con todo y solo buscas un sitio donde poner tu dinero sin más, lo respeto, por supuesto, quizá es una opción perfecta en tu caso, pero no es para mí.

La buena noticia es que si buscas un arquitecto que te acompañe de principio a fin para realizar la casa con la que estás soñando, que te ahorre dinero, que te quite preocupaciones y que sepa adaptar tu personalidad a tu vivienda, lo mismo mis servicios te pueden interesar.

Así es como empezamos cualquier proyecto:

Croquis ET 4

Antes de nada necesito saber la dirección del proyecto, presupuesto y programa

Con la dirección ya puedo conocer bien el terreno donde se ubicará la casa y hacer una estimación bastante real del costo de su construcción. 

Y también el resto de costes vinculados a la obra: licencia, impuestos y honorarios técnicos.

 

Y sabiendo el programa de lo que os gustaría tener…

 

Os digo cómo puede llegar a ser vuestra casa

Es como hacer la carta  a  los reyes magos. Vosotros decís lo que queréis y lo que tenéis y yo os digo qué tan lejos estamos de conseguirlo. 

Podría decir que conmigo os vas a ahorrar mucho dinero pero prefiero  deciros qué es lo que puedes hacer con tu presupuesto. Ni más ni menos. 

Seguro que pensabas que podríais hacer un proyecto más grande, pero no os quiero engañar. Es justo en este primer instante donde ya os estoy ahorrando dinero y disgustos.  

 

Si me creéis ya lo consideraré un voto de confianza y este es el punto de partida que busco para empezar un proyecto con mis clientes.

¿Qué nos entendemos del todo?

Genial. ¿Qué tal una primera reunión formal para ponernos en situación y empezar a trabajar?

 

Comentamos el presupuesto que os pasé y afinamos los conceptos y prioridades que marcarán la línea del proyecto.

 

En unas semanas quedamos y os enseño una primera propuesta de vuestra casa.

Estos son algunos tips de lo que va a ser nuestra relación profesional a partir de ahora.

Te acompañaré durante todo el proceso para que tengas una persona con la que consultar y resolver todas tus dudas.

Te aporto una experiencia de más de 20 años y haré que todo te resulte cómodo y sencillo.​

Me involucraré en tu proyecto como si fuera el mío. Esto no es una manera de hablar, buscaremos las mejores alternativas y haré un exhaustivo análisis de todos los presupuestos para poner sobre la mesa las mejores opciones para ti.​

Asumiré la responsabilidad, las llamadas, los mails y todos los contratiempos que puedan surgir durante el proceso para que tú no tengas ninguna preocupación. Te ofreceré soluciones a cada paso.

Me involucraré en tus gustos personales y daré forma a la casa que sueñas teniendo en cuenta cada una de esas emociones. Será un proyecto de autor, teniendo en cuenta cada detalle, por pequeño que parezca, para plasmar tu idea. Te ayudaré a sacar todo eso que
ahora estás pensado y hacerlo realidad de la mejor manera posible.

Me adaptaré a tu presupuesto, buscando una máxima eficiencia de tu inversión.

Tendrás una idea absolutamente nítida de cómo será tu casa y del precio final, antes de empezar. Hablaremos, todo lo necesario.

Disfrutarás de la calidad de vida que supone adaptar tu vivienda a tu personalidad, tus gustos y tu estilo de vida y no al revés.

Tendremos un contacto fluido, directo, personal y de plena confianza. Siempre estaré al otro lado, ya sea del teléfono, el mail o para quedar y tomar un café.​

Sabrás qué plazos de ejecución tendrá cada fase para que puedas organizar tu vida sin contratiempos.​

Analizaremos juntos cómo aprovechar cada espacio y sacar el máximo partido, tanto exterior como interior a la vivienda.​

Tratarás conmigo en el 100% de las ocasiones, no te pondré con un arquitecto junior del estudio en ningún caso. Tú y yo iremos de la mano desde el principio hasta que estés disfrutando de tu hogar.

Recibirás un asesoramiento global e integral desde el primer minuto para poder aprovechar, teniendo en cuenta tus objetivos y tus gustos personales, elementos como el espacio, la orientación, la luz, la ubicación…​

Sacaremos partido, de manera individualizada, a todos los miembros de la familia que vayan a disfrutar de la vivienda, teniendo en cuenta, edad, evolución vital, intereses…

Tendrás la seguridad (pues así quedará claro desde la primera reunión) que participaré de tu proyecto para dar el 100%, sabiendo que sacaré el mejor partido a tus sueños e ilusiones.

Responsable: Estudio Tinto
Finalidad: Poder responder a la petición de contacto.
Legitimación: Tu consentimiento.
Destinatarios: Tus datos se guardan en one.com, nuestro proveedor de alojamiento web que cumple con el RGPD. 
Derechos: Tienes, entre otros, derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos cuando quieras.

Ir arriba